Hucha de los Deseos

noviembre 2009
zoohaus

Rosario, la “Hucha de los deseos” es un proyecto que nace de la colaboración de la Plataforma Zoohaus*
con la artista alemana Susanne Bosch en el contexto de Madrid Abierto. Fue una probeta construida, una acción urbana que se mantuvo durante casi 4 meses en la plaza de Puerta de Moros en pleno corazón de La Latina.
El proyecto de Susanne Bosch, “Collection site of the Left-over Penny Campaign”, ya ensayado en distintas ciudades europeas como Munich, Berlín o Nuremberg, consiste en recolectar las monedas de curso legal anteriores al Euro y transformar esta colecta en algunos de los deseos que la gente efectuará cuando deposite la moneda. Tanto la artista alemana como Madrid Abierto, encargaron a la plataforma Zoohaus el diseño de un contenedor para recoger las monedas y los deseos .

El contenido del proyecto de la artista alemana sirvió como motor para la materialización de uno de los ensayos de los “métodos de recolección de voluntades colectivas”, uno de los objetivos del proyecto +SuÚltimaVoluntad+ de la plataforma Zoohaus. Esta unión de proyectos toma forma como objeto urbano de uso público que mide la “temperatura imaginativa”, la capacidad de involucrarse en un proceso cívico, la capacidad de decisión y la participación de los ciudadanos, y hace énfasis en la posibilidad de reinvención y reactivación de los usos del espacio público, a veces inactivo o abandonado.  Así mismo el contenedor se diseña intentando que transparente el uso que hagan de el los vecinos, aumente la interacción y utilizando materiales que hablen de la reutilización y los detalles constructivos no estandarizados.













Nos gusta contar la historia de la hucha a través de 5 cuentos.

01.EL ENCARGO.
La búsqueda del valor añadido.
La posibilidad de diseñar y producir la hucha nos permite investigar en la transformación del espacio público a través de una instalación o una probeta que va a durar 4 meses, frente a lo efímero de las acciones urbanas habituales. Nos parece que de alguna manera podemos transformar el concepto inicial y convertir la hucha en un diferente tipo de mobiliario urbano, no conciliador sino activador de conductas, y nos permite del mismo modo seguir investigando en mecanismos de participación ciudadana y muebles que puedan recoger y registrar estos procesos participativos. Para conseguir el valor añadido que buscamos en el proyecto a demás nos ponemos 4 condiciones. La primera es que la hucha tiene que asumir la funcionalidad que la artista quiere dar al proyecto. La segunda es que el objeto pueda transparentar de alguna manera como está siendo usado, cambiando su aspecto exterior si se utilizado mucho o poco. La tercera es trabajar con elementos reciclados y la última es intensificar exponencialmente la interactividad.

02. PRODUCCIÓN.
Proyecto colaborativo.
Todo el proceso de producción de “rosario” solo puede acontecer debido a la estructura colectiva que se monta, a la implicación de un número elevado de elementos y al haber encontrado colaboradores específicos y de excepcional calidad. Establecemos un calendario de producción con responsabilidad fluctuante y encontramos la ayuda de Monster electronics que nos permiten desarrollar todo el interactivo de la hucha y con Moldeo y diseño que nos permite construir la cáscara. (Ver video adjunto).

03.EL OBJETO CRÍTICO.
La hucha es un pokemon.
La transformación de la disciplina obliga a pensar los proyectos como objetos críticos, que no se inauguran un día, sino todos en los que está en la calle. Colectivamente planeamos la vida de la hucha como un dispositivo capaz de producir evoluciones continuas, y para ello generamos dos estrategias. La primera es las parejas de mantenimiento, que se reparten el calendario y van efectuando las evoluciones y reparaciones que la hucha va pidiendo. La segunda es la página de zoohaus que se convierte en un canal de publicación e información de todo lo que le pasa al objeto.

04.MASCOTIZACIÓN.
Monstruos urbanos y camisetas.
Se produce un camino de mascotización y relación prolongada en el tiempo de la hucha en dos direcciones. La primera es con la gente del barrio, que asume su relación con el objeto de maneras muy distintas en todo el periodo que dura su vida en la calle. Descubrimos que el propio dispositivo lumínico, los vasos invertidos y su vandalización sumado al registro del diario de la hucha en el blog, nos permitían hacer un registro que hablaba perfectamente de la relación de la hucha con el barrio en todo momento. La otra relación mascota que se crea es de la hucha con los miembros activos de zoohaus que la convierten en icono y establecen una relación emocional que es la única que permite que sobreviva el proyecto.

05.MOBILIARIO CONTROVERSIA.
Muebles urbanos participativos.
Contra el mobiliario urbano convencional, que es completamente resolutivo y aclarador, proponemos la investigación de una familia nueva de muebles para habitar la calle. Muebles controvertidos que generen conductas participativas e interacción entre los vecinos, que generen incluso conflictos entre ellos. De este modo, la hucha permite a zoohaus iniciar una investigación viva que está igual que la hucha en continua posibilidad de transformación y evolución.

Información audiovisual:

watch full Terminator Genisys 2015 film online